Exprime al máximo tu viaje
Con la app de minube
Descargar
¿A dónde quieres ir?
¿Te gusta León?
Compártelo con el mundo
Entrar con Google +

Escalada en León

Los destinos más populares

2 escalada en León

Escalada en Posada de Valdeón
Collado Jermoso
(3)
La segunda vez que hice montaña fue en Picos de Europa. Mi tío (montañero de pro) nos llevó hasta Collado Jermoso. Es un lugar en medio de Picos de Europa espectacular, se encuentra entre mis rincones preferidos sin duda alguna. Aquí está el refugio de Diego Mella, donde los montañeros provenientes de las distintas vertientes del macizo central encuentran descanso, unas vistas panorámicas insuperables y comida caliente (que siempre se agradece). Lo mejor es el atardecer con el mar de nubes, donde por unos cuantos minutos aquello se convierte en una suerte de isla celestial alejada del mundanal ruido. Cuando tengo ocasión siempre subo por allí. Está a 2.048 metros de altitud y desde Cordiñanes (uno de los pueblos mas cercanos) hay unos 1.200 metros de desnivel. Sin ser una ruta demasiado exigente sí requiere de cierta forma física. Os dejo unas fotos :)
Escalada en Posada de Valdeón
Torre del Friero
La torre del Friero es uno de los montes más deseados por los montañeros, sobre todo en la época de invierno, cuando la dificultad del lugar se multiplica debido a la nieve y al hielo. La torre del Friero se encuentra situada en el macizo central de los Picos de europa y alcanza los 2.445 metros de altura. El ascenso comienza en Cordiñanes, que se encuentra en la preciosa localidad leonesa del valle de Valdeón. Desde este lugar hay que tomar un sendero y cruzar un collado hasta que se llega a la canal de la Sotin. A continuación hay que atravesar un precioso hayedo y posteriormente una zona llena de piedras hasta que se llega a la base de la montaña. En este punto hay que tomar la decisión más importante, ascender por la cara norte, la complicada, o realizar la ascensión por la parte más sencilla, por la cara sur. La dificultad de la cara norte varía muchísimo dependiendo de la época del año en la que queramos subir la montaña. En invierno sí que puede ser muy complicado y apto sólo para profesionales porque el hielo y la nieve complican muchísimo algunos tramos. Cuando nosotros fuimos tuvimos la suerte de que hacía un precioso día y como íbamos perfectamente equipados nos arriesgamos con la cara norte. Esta cara tiene un desnivel de 1.000 metros, que no es poco, y la principal dificultad está en la parte más alta, casi en la cima. Aquí hay que ir bien equipados y es conveniente tener algo de forma física para realizarlo. La cara sur es mucho más sencilla ya que tiene un corredor bastante más ancho, pero también es necesario ir perfectamente equipado, sobre todo en invierno. Como os podéis imaginar, las vistas que se pueden contemplar desde la cima son únicas, indescriptibles, y hacen que merezca la pena el esfuerzo.