MINUBE
Seguir en la app
Abrir
¿A dónde quieres ir?
¿Te gusta Aquitania?
Compártelo con el mundo
Entrar con Google +

Valles en Aquitania

Abadías en Aquitania Acantilados en Aquitania Aeropuertos en Aquitania Ayuntamientos en Aquitania Bahías en Aquitania Balnearios en Aquitania Bares de Copas en Aquitania Barrios en Aquitania Bodegas en Aquitania Bosques en Aquitania Calles en Aquitania Campos de Fútbol en Aquitania Campos de Golf en Aquitania Cañones en Aquitania Carreteras en Aquitania Carril bici en Aquitania Casinos en Aquitania Castillos en Aquitania Catedrales en Aquitania Cementerios en Aquitania Centros Comerciales en Aquitania Cines en Aquitania Ciudadelas en Aquitania Ciudades en Aquitania Club deportivo niños en Aquitania Competiciones Deportivas en Aquitania Cuevas en Aquitania De interés cultural en Aquitania De interés deportivo en Aquitania De interés turístico en Aquitania Escalada en Aquitania Esquí en Aquitania Estaciones de Autobús en Aquitania Estaciones de Tren en Aquitania Estatuas en Aquitania Exposiciones en Aquitania Fiestas en Aquitania Hospitales en Aquitania Iglesias en Aquitania Información Turística en Aquitania Islas en Aquitania Jardines en Aquitania Lagos en Aquitania Mercadillos en Aquitania Mercados en Aquitania Miradores en Aquitania Monumentos Históricos en Aquitania Museos en Aquitania Palacios en Aquitania Pantanos en Aquitania Parques Acuáticos en Aquitania Parques Temáticos en Aquitania Parques de Atracciones en Aquitania Playas en Aquitania Plazas en Aquitania Pueblos en Aquitania Pueblos de vacaciones en Aquitania Puertos en Aquitania Reservas Naturales en Aquitania Ríos en Aquitania Salas de Conciertos en Aquitania Senderismo en Aquitania Sitios insólitos en Aquitania Skate en Aquitania Surf en Aquitania Teatros en Aquitania Tiendas en Aquitania Universidades en Aquitania Valles en Aquitania Zonas Recreativas en Aquitania Zonas de Compras en Aquitania Zoos en Aquitania

5 valles en Aquitania

Valles en Lées-Athas
Valle de Aspe
Como si quisiera dar la bienvenida a tierras francesas, el Valle de Aspe, en pleno Parc National des Pyrénnées, se extiende luminoso y verde. El Gave (río) de Aspe lo recorre, llenando de vida las laderas. Los pueblecitos de Urdos, Borce, Lescun, Aydius y Sarrance se suceden, cada uno de ellos quieto, tendido al sol. El idílico Valle de Aspe -antiguo camino a Santiago de Compostela usado por los peregrinos de Arles y Toulouse desde el siglo XI, que atraviesa el Puerto de Somport y conecta con el Valle de Hecho- es la puerta a un mundo cercano y a la vez distante. El departamento francés de los Pirineos Atlánticos ha guardado estrechas relaciones históricas y culturales con Euskadi. De hecho, la región comprende el territorio del País Vasco Francés, donde no sólo se habla euskera, sino que su arquitectura, gastronomía y costumbres hacen pensar muchas veces que uno se encuentra en Navarra o en Guipúzcoa. Aunque también acusa influencias vascas, el Béarn, el territorio que ocupa el oeste del valle, hunde sus raíces culturales en la antigua Gascoña. De allí que sus habitantes hablen el gascón, un subdialecto del occitano, y que la región, impregnada de un añejo sabor rural, sea dueña de una fuerte y propia identidad. El Valle de Aspe lleva a una de sus principales ciudades: Oloron-Sainte-Marie.
Valles en Arette
Valle de Barétous
El idílico Valle de Barétous conecta Oloron-Sainte-Marie con el valle de Roncal, en Navarra. Custodiado por el Pierre Saint-Martin, un coloso de 1620 metros de altura donde funciona un centro de esquí, la comarca de Barétous es otro rincón bearnés para descubrir lentamente, sea en coche, a pie o en bicicleta. Desde Oloron, el valle se abre pintado de un verde absoluto. Mil cosas salpican el paisaje ondulado: Carteles que ofrecen ‘paté de canard’ y ‘fromages’, vacas blancas que pastan tranquilas, pescadores a la vera de los torrentes, gente que va y viene en bicicleta, pequeñas villas donde se entrevera el color de los techos de pizarra con el de infinitas rosas florecidas. En Aramits, legendaria cuna de uno de los tres mosqueteros, y capital de la comarca, las cabañas de los pastores tienen cubiertas de lajas. El precioso Lanne-en-Barétous esconde el châteaux de Porthos, un magnifico castillo devenido hotel. Aquí el camino se bifurca: Uno puede continuar hacia las alturas de Pierre Saint-Martin, o seguir recorriendo el Béarn. Si te has enamorado perdidamente de esta tierra, sigue hacia Montory, un pueblo pequeñito lleno de encanto. Luego entra en Ordiap, cuya iglesia románica del siglo XII posee una torre curiosísima.
Valles en Saint-Jean-Pied-de-Port
Valle del Pays de Cize
En Saint Jean Pied de Port, para poder ver los increíbles paisajes que rodean la ciudad, hay que subir a lo más alto de la ciudadela construida por el Caballero Deville y más tarde reformada por Vauban. Estos valles son muy hermosos, y durante mi viaje a Santiago de Compostela pase muchas horas observando cómo la sombra de las nubes pasaba por las montañas. No tuve tiempo de parar aquí, pero a lo largo de la etapa que conduce a Roncesvalles se puede disfrutar de estas magníficas colinas
Valles en Beynac-et-Cazenac
Valles en Saint-Léon-sur-Vézère
Tours y visitas guiadas
Crucero del vino por Burdeos
(4)
$70.918,80
Tours y visitas guiadas
Paseo en barco por Burdeos con comida
$185.739,70
Tours y visitas guiadas
Visita guiada por Biarritz
(3)
$84.427,14
Civitatis
(2)
$233.018,90
Tours y visitas guiadas
Visita guiada por San Juan de Luz
$84.427,14
Civitatis
$489.677,40