Exprime al máximo tu viaje
Con la app de minube
Descargar
¿A dónde quieres ir?
¿Te gusta Francia?
Compártelo con el mundo
Entrar con Google +

Restaurantes en Francia

10.693 colaboradores

5.092 lugares donde comer en Francia

Restaurantes en Deauville
Café de París
(1)
Uno de los lugares favoritos de la juventud dorada de Deauville. A partir de su renovación, se ha convertido en el lugar muy agradable con un interior acogedor. Además tiene un patio muy cómodo y perfecto para observar a al gente y ser observado. La comida es buena y los precios son muy buenos (es todavía Deauville).
Restaurantes en Chaumont
(1)
Cafeterías en París
Café Les Deux Molins - El café de Amelie
(9)
Cuando viajamos a lugares turísticos, de vez en cuando es bueno romper las reglas y visitar esos lugares que despiertan nuestra curiosidad pues llamaron nuestra atención por alguna novela que leímos, o un film que nos fascinó…este es el caso del Café de los 2 Molinos en París, en donde se desarrolla y se filmó la película francesa AMELIÉ, nominada a 4 Oscares en el año 2001, y ganadora de varios premios Cesar. Este singular Café Brasserie (café-restaurante, que sirven café, bebida alcohólica y comida al mismo tiempo), está ubicado en pleno Montmartre, en el número 15 de la rue Lepic; en la esquina con la rue Cauchois. Su nombre corresponde a que efectivamente, se ubica entre dos molinos: Hacia arriba se localiza el Moline Blute Fin y hacia abajo el famosos Moline Rouge (famoso cabaret construido en 1889). El dueño colocó un cuadro de Amelié dentro del café, una vez que su negocio se volvió punto de visita para miles de personas. El Servicio es bueno, te sirven el famoso creme brulée y el café tiene aroma y es sabroso…por lo demás, es como cualquier otro brasserie de País.
1 actividad
Cafeterías en París
Ladurée - Bonaparte
(15)
Existe un pastel que es típico de París y, a su vez, típico de una pastelería de París, Ladurée. El dulce, parecido a un hueso de santo pero en colores, se llama macaron y, aunque muchas veces lo vi en el escaparate de dicha pastelería, en la rue Royale, cerca de la Place de la Concorde, nunca lo llegué a probar. El atractivo del manjar reside en sus múltiples colores: rojos, azules, rosas..., en su diminuto tamaño y en su exorbitante precio. Era por este último motivo por lo que la relación precio-cantidad de alimento ingerido nunca convenció al bolsillo de las que, por aquel entonces, éramos estudiantes y nos alimentábamos tan sólo de escaparates, productos Auchan y menús universitarios. Aun así, no deja de ser una fiesta de colores y espejos Ladurée. Un show elegante, como es propio del París más selecto, en el que, si no fuera por miedo a que los mararones salieran lisiados, incluso contaría con fuegos artificiales para rememorar al viejo París novecentista. En aquel entonces, la torre que construyó diez años antes un tal Eiffel y que tantas ampolla había levantado, se veía bonita al otro lado del Sena, bañada de cohetes y fuegos artificiales... Mientras, lejos del bullicio y la pirotécnia, un niño celebra su propia fiesta, con sabor a almendra y azúcar, desde los jardines de Tulleries.
Restaurantes en Nantes
La Cigale
(10)
Esta brasserie fué declarada Monumento Histórico en 1964, y es uno de los mayores atractivos de la ciudad según mi parecer, una verdadera joya. Inaugurada en 1895, está emplazada frente al magnífico teatro Graslin, y no hay que dejar de entrar para descubrir y admirar cada detalle art decó que sigue perfectamente conservado. Aquí se han rodado películas y han pasado por sus salones innumerables artistas de distintas disciplinas. En cuanto a la comida, excelente, el servicio lento, y el ruido de la puerta de la cocina insufrible ( cambié de mesa), pero el tartar, el bacalao o el postre, muy, muy bien. Si ya habeis comido, el café gourmand, una delicia. pd, buscar a la cigarra, está por todos lados.
Restaurantes en París
Le Moulin de la Galette
(5)
En el Siglo XVII la familia Debray compra este viejo molino harinero, llamado MOULIN de la GALETTE ( Molino de la Torta) y vive de la producción del mismo, que era no sólo harina sino una TORTA de CENTENO que vendían con un vaso de leche. Los Parisinos de esa época, solían ir a pasear por la zona y compraban para comer estas riquísimas tortas, que comían mientras paseaban por la bella colina de Montmartre. Años después el hijo de los Debray convierte al viejo molino en una Sala de Baile que tenía un bellísimo jardín, y lo hace justo en la época en que Montmartre sufría una transformación debida al esplendor artístico que la zona había cobrado. El mundo del Cabaret y del baile se habían trasladado a Montmartre, y en esta Sala de Baile se reunían artistas de la talla de Renoir, Toulousse -Lautrec, Van Gogh, etc. En la actualidad no se puede visitar su interior pues es una propiedad privada, pero si se lo puede apreciar desde la calle Lepic. El MOULIN de la GALETTE fue declarado MONUMENTO HISTORICO en el año 1939.
1 actividad
Restaurantes en Beziers
Café de la Bourse
Restaurante con una gran variedad de platos típicos del Languedoc-Roussillon y de todo el sur de Francia. Muy buena relación calidad-precio y buen servicio. Situado en la principal plaza de Béziers, la Place Jean Jaurès, en uno de los extremos del boulevard Paul Riquet. Se trata de un sitio sin demasiadas pretensiones culinarias, pero en el que se puede comer a un precio razonable platos típicos de la región. Dispone de terraza en el exterior (en la plaza), siendo el lugar ideal para disfrutar de una buena comida durante los meses de primavera y verano. De entre su carta destacan los platos de pescado o "produits/fruits de mer" como dicen allí: Gambas, mejillones al vino blanco y todo tipo de pescados. Con algunas excepciones, la mayoría de platos son de cocina mediterránea, caracterizándose por su ligereza y la óptima calidad de sus productos. La excepción a que confirma la regla (¡la de la ligereza de los platos!) es la "cassoulete", otra de las especialidades de la casa. La "cassoulete" es un guiso típico del Languedoc-Roussillon cuyos ingrediente básicos son las alubias blancas, que se cuecen con trozos de carne y embutidos (que pueden variar según la receta) entre los que se suele encontrar costilla de cerdo, salchichas, tocino, beicon y pato confitado. Un plato de esos "de la abuela", para coger fuerzas y resistir todas las caminatas y rutas que el viajero se imponga en lo que quede de jornada!
Cafeterías en Burdeos
Baillardran
(2)
Es una tienda de pequeños pasteles típicos, los mejores de la ciudad, que tiene varias sucursales. Hasta los puedes comprar en el aeropuerto! El canelé es un pequeño pastel de masa tierna, con sabor a ron, vainilla y canela. Es de forma redonda, con los bordes estriados. En la tienda puedes comprar los moldes de cobre para prepararlos en casa. Es el regalo típico que uno se lleva de Bordeaux para casa. Son muy pequeños, en dos mordiscos ya te lo comes. Se dice que empezaron a producirlos cuando los barcos empezaron a traer harina a Bordeaux, en la edad media. Pero los documentos llegan solamente al siglo XVIII, y unas religiosas que los preparaban. Baillardran es la tienda principal que los sigue fabricando, haciendo paquetes de regalo especiales.
Restaurantes en Le Mont-Saint-Michel
La Mere Poulard
(7)
La Mère Poulard es nacionalmente conocida en Francia: esta señora se distinguió por la calidad de su "omelette" (tortilla francesa), que los cocineros, en traje tradicional, siguen preparando a lo antiguo, en enormes cacerolas metálicas, delante de los turistas y clientes. Cocida al horno de leña, la omelette es nutriente (pero algo cara). El restaurante está a un lado de la calle principal, en la entrada del Mont St Michel, y enfrente está una terraza para tomar un café y algo más ligero para picar... o comprar galletas de la Mère Poulard! En efecto, fuera de esta omelette, la Mere Poulard también es la marca de galletas típica de la región normanda: frente al restaurante, una tienda les ofrecerá todo el surtido posible, en cajas metálicas que pueden ser bonito recuerdo! Noten sin embargo que encontrarán estas mismas galletas algo más baratas (pero sin cajas metálicas) en los supermercados de la región, y en muchos supermercados franceses! Buen provecho!
Restaurantes en París
Chez Gladines
(12)
Chez Gladines es un must para todo aquel al que le guste la comida casera y que busque una relación calidad/precio imbatible en París, algo casi imposible a no ser que te compres un crêpe en la calle. En este lugar las raciones son muy abundantes y el estilo de cocina es bastante tradicional (abstenerse aquel que va a París en busca de nouvelle cuisine). Es un restaurante de comida típica del País Vasco francés que recrea el típico ambiente de una cantine. Esto quiere decir que te sentarán a comer en una misma mesa alargada con desconocidos, algo muy divertido pero desaconsejable para los que buscan intimidad y silencio. Yo recomiendo el "veau" y la ensalada Gladines acompañados de un vino. Ah, y no aceptan tarjetas de crédito.
Restaurantes en Lille
Les 3 Brasseurs
(2)
Les 3 brasseurs es una “brasserie” tradicional, o sea una cervecería donde producen ellos mismo la cerveza. La encuentras en la plaza de la estación de Lille Flandres, no muy lejos del centro de la ciudad. Les 3 brasseurs te hace revivir el ambiente original de la cervecería, cuando antes se hacían las cervezas en cada bar, y la podías probar recién hecha. El saber y las técnicas se transmitían de generación en generación y cada cerveza era diferente. Puedes probar la Blonde, cerveza rubia, la Ambrée, un poco más amarga, con un color más naranjado, la Scotch, y su color caramelo, todavía más fuerte y cremoza. La Blanche, la blanca, es la más ligera, perfecta para un almuerzo o cuando hay calor. Tienen también cervezas especiales, que cambian con las temporadas, como la cerveza navideña, con más especias y aroma diferente a lo que sueles encontrar durante el año. Ahora Les 3 Brasseurs son una cadena, y hay varios bares más que todo concentrados en el norte, pero los encuentras en toda Francia, hasta Marsella. Sirven también una comida típica del norte de Francia, mejillones, postres y gratinados, Maroilles, y platos en salsa de cerveza.
Restaurantes en París
Le Bouillon Chartier
(31)
Este restaurante está situado en el centro de París, concretamente en el distrito 9, el barrio de la Opera. Aunque estaba justo frente a nuestro hotel, al no aceptar reservar y por no esperar las kilométricas colas que se formaban, los primeros días no entramos, pero al final un día que había menos gente, decidimos esperar para comprobar si merecía la pena, la respuesta es NO. La decoración es la original desde su fundación, en 1896 con el nombre de "Le Bouillon" (el caldo). Me recordó bastante al Café Gijón de Madrid..., La sala es rectangular, como un interminable pasillo, donde a la izquieda de mismo, se abre un segundo piso, más íntimo, según pude observar a través de los espejos que inundan el local, donde destacan tres elementos: El estuco pastel de las paredes, adornadas únicamente por un reloj gigante como el de las estaciones ferroviarias, la madera oscurecida por el paso de tiempo, aglutinando grasa y humo y el hierro forjado de columnas y lámparas de epóca con grandes globos de cristal. Cuando por fin llegó nuestro turno, nos instalaron en una mesa de 6, junto a otras 3 personas, una señora suiza con sus dos hijos (pero que por supuesto no conociamos de nada), la velada fue divertida pues chapurreando, inglés, francés y español, estuvimos hablando de nuestros lugares de destino preferidos. Lo peor sin duda la comida, optamos por una ensalada de tomate, bastante buena, aunque escasa, y de segundo unas chuletas de cordero, que no resultaron tales, sino que eran trozos de pierna cortados a modo de chuletas. No comprendo cómo puede la gente estar esperando horas y horas para comer así....
Restaurantes en París
Le Train Bleu
(5)
Le train bleu, o el tren azul, es un mítico restaurante parisino. Está instalado a dentro de la estación de Lyon, en el XII distrito de París. Es uno de los restaurantes más viejos que haya en las estaciones parisinas. Por eso mismo, tiene una decoración increíble. A dentro, son luces enormes, pinturas en el techo, estatuas, todo muy cargado pero muy lindo. Es para la exposición universal del año 1900 que la empresa de ferrocariles construyó este restaurante, destinado a recibir a los numerosos visitantes de la expo. Se llamaba el Buffet de la estación de Lyon. Se le cambió el nombre a "Train Bleu" en el año 1963, una referencia al tren azul que se iba desde París hasta la frontera italiana. Está clasificado desde los años 70 como monumento histórico. Las pinturas representan los paisajes que irás viendo por tu ventana si te subes a uno de los trenes que salen de la estación. Antes, era una institución, y muchas personas famosas, como los presidentes, hombres políticos, actores... Venían a comer en este lugar. Un lugar caro pero mágico
Bares de Tapas en Burdeos
The Central Pub
(3)
The Central Pub es una mezcla de bar, restaurante de comida francesa, y pizzeria. Sirve steak tartar, de 12 euros, con patatas fritas, que es bastante bueno. También hay confit de canard, un caldo de pato que cuesta 12 euros también. Al nivel de platos internacionales, hay caldos ingleses,y una gran lista de pizzas. La decoración es rockera, hay una vieja moto, y varios accesorios que recuerdan la mítica Road 66. Para acompañar los platos, cervezas importadas y de presión. El menú es bastante sorprendente, pasando por la choucroute, un plato de col y salchicha de la región de Alsace, o la flammekueche, una pizza con crema que se encuentra en Bélgica y el norte de Francia. Me quedé con los clásicos...
Cafeterías en París
Berthillon
(4)
La heladería Berthillon tiene la reputación de tener los mejores helados de París. Berthillon es a la vez una marca y un lugar en el que se pueden degustar los helados que se encuentra en la encantadora isla de Saint-Louis, en el corazón de la ciudad. La marca, en cambio, se encuentra en muchos lugares de la ciudad, tanto en cafeterías y restaurantes lujosos como en tiendas gourmet para comprar y llevar. En verano, las colas delante de la tienda Berthillon acreditan su fama.
Cafeterías en París
Le Grand Cafe Capucines
Le grand Café Capucines ofrece probablemente un café de la misma calidad que cualquier otro pero su precio sube a los cuatro, cinco euros en cuanto te despistes. La bollería tampoco es extraordinaria, más bien son bollos de reducido tamaño. Y sin embargo nos damos el capricho de ir a merendar a él. Aquí no se paga ni el café ni el croissant, sino la magia del lugar, a pocos pasos de la Ópera y las tiendas. Guarda una esencia de lujo y romanticismo novecentista. La gente entra a comer, pero nosotros nos conformamos con un café que pagamos a precio de copa. La próxima vez, nos vamos al 'Jagen Das'. Vale igual que en todas partes y también está en el mismo centro de París. El camarero sonríe. Turistas, imagino que farfullan sus neuronas. Sonrío y le contesto, merci, mientras termina de servirme el café.
Restaurantes en Lille
Morel Et Fils
(2)
Este bar restaurante es una antigua "bonneterie" es decir una tienda de lencería para mujeres, que se ha convertido en café hace 30 años. Está en la plaza del teatro de Lille, justo en frente de la cámara de comercio de la ciudad. Es uno de los más famosos cafés de Francia, porque se ha grabado una película recientemente que vieron 20 millones de franceses, "bienvenue chez les ch´tis", una comedia sobre la gente del norte de Francia. Dos generaciones habían llevado el negocio de la lencería, pero el hijo, viendo la ubicación tan céntrica decidió hacer un café con el lugar, dejando ahí los maniquines y los objetos típicos del negocio de sus abuelos. Se comen mejillones con patatas fritas, como en la mayoría de los bares de Lille, y son deliciosas. Hay una gran selección de cervezas belgas y francesas. La fachada del edificio, del siglo XVIII, es monumento hitsórico. Hay una terraza para los días buenos, que se calienta en invierno. Siempre está muy lleno.
Restaurantes en Nantes
Tabl'O Gourmand
(1)
Si usted es como yo, sin ideas para cenar un domingo por la noche, existe una dirección para recordar: Tabl'o Gourmand! Es un restaurante de antaño, con sus grandes mesas de madera, y todo está buenísimo, es perfecto también para el desayuno o la merienda. Este es un restaurante abierto todos los días, que se distingue por la calidad de sus productos y el ambiente cuidado.
Actividades en Francia y cerca
Tours y visitas guiadas
Paseo en barco por el Sena
(87)
$51.528,96
Tours y visitas guiadas
Free tour por París ¡Gratis!
(1.519)
Gratis
Tour gratis
Entradas
Entrada a la Torre Eiffel sin colas
(91)
$168.327,92
Con descuento
Tours y visitas guiadas
Autobús turístico de París, OpenTour
(481)
$106.493,18
Bestseller
Tours y visitas guiadas
Tour por París, recorrido en barco y Torre Eiffel
(831)
$274.821,10
Oferta y sin colas
Excursiones
Excursión al Palacio de Versalles desde París
(440)
$179.320,77
Oferta y sin colas
Tours y visitas guiadas
Paseo nocturno por el París de las luces
(187)
$41.223,17
Tours y visitas guiadas
Visita guiada al Museo del Louvre
(353)
$212.986,35
Imprescindible
Tours y visitas guiadas
Tour nocturno por París, crucero y visita a la Torre Eiffel
(340)
$305.738,48
Con descuento
Tours y visitas guiadas
Paseo por Montmartre y Sacre Coeur
(476)
$41.223,17
Con descuento
Tours y visitas guiadas
Crucero por el Sena con cena gourmet
(216)
$243.903,73
Excursiones
Excursión a Brujas desde París
(121)
$398.834,12
Con descuento
Excursiones
Excursión a Disneyland París
(150)
$316.044,27
Tours y visitas guiadas
Tour de París al completo con entradas
(14)
$583.994,84
Tours y visitas guiadas
Entradas para la Torre Eiffel y crucero por el Sena
(38)
$202.680,56
Espectáculos
Cena en la Torre Eiffel, barco y Moulin Rouge
(92)
$912.062,53
Ideal parejas
Tours y visitas guiadas
Tour de misterios y leyendas de París
(347)
$41.223,17
Con descuento
Tours y visitas guiadas
Tour privado por París ¡Tú eliges!
(102)
$511.854,30
Exclusivo
Excursiones
Excursión a los Castillos del Loira desde París
(96)
$477.501,66
Con descuento