Exprime al máximo tu viaje
Con la app de minube
Descargar
¿A dónde quieres ir?
¿Te gusta Córcega?
Compártelo con el mundo
Entrar con Google +

Qué hacer en Córcega

1.667 colaboradores

758 sitios turísticos de Córcega

Ciudades en Bonifacio
Bonifacio
(11)
Me di la oportunidad de conocer Bonifacio un sábado en un viaje express saliendo de Cerdeña. Como tenía pocas horas decidí tratar de aprovecharlas al máximo. De cualquier modo creo que unas 5 ó 6 horas son suficientes para conocer este pequeño poblado corso que tiene su propio encanto. Para empezar si llegas en ferry desde Cerdeña, Italia, te sorprenderá ese macizo de color muy claro que es el acantilado sobre el cual está ubicado el casco urbano de Bonifacio. El color del mar es intenso y sus aguas un poco agitadas pues chocan de lleno con las rocas del lugar. La vista desde el mirador es increíble, en días claros puedes ver Italia y muchos cruceros que se aproximan a la isla. Hay unas escaleras que te pueden adentrar un poco al borde costero del acantilado pero si no tienes condición física te recomiendo no tomar el recorrido, pues en el regreso acabarás sumamente fatigado. Ya dentro del pueblo en sí destacan sus estrechas calles que asemejan un pueblito medieval pero con el encanto de la costa. Muchos restaurantes y tiendas de souvenirs estarán por todos lados a donde mires. La mejor manera de conocer la ciudad es caminando lentamente siguiendo sus calles de norte a sur y este a oeste. Posteriormente puedes mezclar los sentidos y admirar las fachadas de esta antiquísima población. Si en 4 horas ya has recorrido todo el sitio, recomiendo descender entonces a la marina de Bonifacio, en donde podrás maravillarte con los múltiples yates de lujo que atracan y parten al medio día y al atardecer. Los restaurantes y boutiques de esta zona son un poco más caros que los ubicados en el el caso antiguo por cierto. Ya cerca de terminarse el día regresé a Cerdeña a bordo de un ferry no sin antes despedirme maravillado todavía de la singular y caprichosa silueta del acantilado de Bonifacio.
Ciudadelas en Calvi
La ciudadela
(9)
La llegada a Clavi es un espectáculo. Uno a lo lejos ya va divisando su espectacular muralla, pronto te das cuenta de la belleza que te espera. Una ciudad de origen genovés, perfectamente conservada se muestra ante tus ojos. Luego llega el momento de pasear por sus calles, de disfrutar de las espectaculares vistas que ofrecen los numerosos miradores de intra muros. En fin, es una ciudad que no te puedes perder en tu visita a Córcega. Muchíííísimo más bonita que Ajaccio.
Ciudades en Ajaccio
Ajaccio
(3)
Esta ciudad nos encanta, al igual que la isla. Hemos estado ya 5 veces (una de ellas para hacer el tour completo de la isla de Córcega) y volveremos de nuevo ahora en septiembre (2013). Solemos ir en ferry desde Niza o Marsella. Lo más destacable para nosotros son los lugares de: - Rue Fesch: para ir de comprar o tomarse algo o visitar al Capilla Imperial - Paseo marítimo: Quai de la Republique donde está la plaza del mercado y hay mercadillos de comida, flores, joyería, ropa... y restaurantes - Place Foch: donde está la estatua de Napoléon - La Citadelle: fortaleza sensacional con vistas a la dos zonas de la ciudad y la playa de Saint François - Catedral de la Assomption - Museo de Napoléon - Plaza General de Gaulle - Playa - Illes Sanguinaires: para ver una puesta de sol sensacional Os dejamos este enlace por si queréis leer algo más de nuestra experiencia: http://blogdecruceros.blogspot.com.es/2011/07/corcega-ajaccio-la-villa-de-napoleon.html Cuando volvamos de nuestro nuevo viaje actualizaremos las fotos de mejor calidad y mejor contenido. #experienciacruceros - Porticcio: pueblo situado al otro lado de Ajaccio y muy turístico.
Islas en Ajaccio
Las Islas Sanguinarias
(8)
Se llaman así porque los piratas causaban estragos por estos lares. El agua vuelve a ser de un azul o turquesa espectaculares. Pequeñas playitas rodean el cabo. Una de ellas parece la más animada, con un pequeño campo de voley playa y todo.
Lagos en Corte
Lago de Oriente
En el Valle de Restonica hay cientos de lugares donde se puede practicar el senderismo. Además, las rutas son muy variadas y con diferentes grados de complicación, por lo tanto, hay caminatas para todo el mundo. Una de las rutas que nosotros hicimos es la del lago de Oriente. Tiene una duración de unas tres horas y no posee mucha dificultad, así que lo puede realizar todo el mundo. La ruta surge en la carretera del valle y hay que ir atentos porque no es que esté muy señalizado el inicio. Nada más comenzar, el camino se adentra en un bosque impresionante con una vegetación que deja a todo el mundo con la boca abierta. Durante el recorrido se pueden contemplar cientos de árboles de un tamaño descomunal que hacen que el paisaje parezca más de Canadá que de Córcega. Al principio el camino va todo el tiempo junto a un precioso río en el que la gente se puede bañar, eso sí, en verano, porque el resto del año, aunque la temperatura no es mala suele soplar bastante viento. Tras andar durante unos 45 minutos aproximadamente por el bosque, aparecen las montañas descomunales que embellecen más si cabe el paisaje. En este lugar hay dos refugios preciosos en los que se puede hacer una parada para coger un descanso para coger fuerzas. A continuación viene la parte más dura. para poder llegar hasta el lago de oriente hay que subir una montaña que aunque no es excesivamente complicada ni alta a nosotros nos costó un poco porque esta zona en abril estaba repleta de nieve y además era nieve blanca, así que te hundías por completo a cada paso. Después de subir esta montaña hay que ascender a otra que tampoco es excesivamente complicada y tras andar dura otra media hora aproximadamente se llega por fin al lago. El problema que tuvimos nosotros es que nos costó encontrar el lago porque estaba completamente cubierto por la nieve y, por lo tanto, había que intuir donde se encontraba. Es una ruta preciosa desde la que posteriormente se pueden hacer otras, como por ejemplo, subir hasta el monte Rotondo, el segundo más alto de todo Córcega.
Puertos en Bastia
Puerto de Bastia
(5)
Bastia es una de las ciudades más importantes de Córcega y por eso posee también uno de los puertos más importantes de la isla. Hasta él llegan cada día cientos de barcos de mercancías y de viajeros dispuestos a conocer este territorio francés. El lugar al que llegan los barcos en gigantesco y siempre se pueden ver inmensos navíos que impresionan. En esta zona se ha creado una grandísima avenida desde la que se puede disfrutar de la belleza del mar mediterráneo, además, si se va andando por ella se llega hasta la parte del puerto más bonita, donde se encuentran amarrados cientos de barcos pequeños. Aquí se pueden ver todo tipo de naves, desde veleros hasta pequeñas barquitas que salen cada día al mar en busca de pescado. Alrededor de esta zona hay numerosas cafeterías y restaurantes que poseen unas terrazas muy acogedoras desde las que se puede disfrutar de unas vistas espectaculares. Pero lo más bonito del puerto de Bastia son los dos pequeños faros que posee y que se encuentran enfrente uno de otro. Son muy bonitos y se puede llegar hasta ellos por una especie de pasarela que han creado entre las rocas. Es un verdadero privilegio poder llegar a esta zona y sentarte en una de las rocas para disfrutar de la belleza del mar y del sonido de las olas. Desde el puerto también se puede disfrutar de unas vistas preciosas de la ciudadela de Bastia, que se encuentra justo al lado del mismo.
Islas en Bonifacio
Islas Lavezzi
(16)
Las islas Lavezzi son un pequeño archipiélago frente a la costa de Bonifacio, en Córcega. Este es el territorio situado más al sur de Francia. Estas islas son ideales para el buceo y son muy populares entre los aficionados. El espacio ha sido clasificado como reserva natural, menos la isla de Cavallo, la mayor y la única en la que hay casas (de lujo) y una pequeña pista de aterrizaje.
Miradores en Sartène
(1)
Playas en Calvi
Playa de Ostriconi
(1)
La playa Ostriconi está lógicamente cerca del camping del mismo nombre, no lejos de L’Ile Rousse. Al llegar, la playa surge bajo nuestros pies. Una vista impresionante que sólo da ganas de una cosa: bañarse. Pero para llegar allí, hay que tener muchas ganas! En efecto, para llegar a la hermosa playa de arena blanca es necesario bajar por un pequeño “sendero” piedra... Pero tras el esfuerzo, la recompensa! Al pie de la colina, algunos brazos de mar penetran en la arena fina; detrás se dibujan las montañas, salpicadas de vegetación. Un paisaje impresionante que no me dejó indiferente. Por supuesto, el baño está permitido, en un agua transparente propio de Córcega, y con la sensación de ser un auténtico Robinson! Yo puedo dejar de recomendar hacer snorkeling (gafas y tubo), y observar el mundo submarino. La playa es tan grande que las toallas nunca están pegadas a otras, y siempre hay espacio, incluso en plena temporada alta! Una playa inusual que se sale de lo ordinario y que hará las delicias de los amantes de la naturaleza y la autenticidad...
Reservas Naturales en Piana
Reserva Natural de Scandola
(5)
La Reserva Natural de Scandola se situa en la costa oeste de Córcega. En ella encontrarás un golfo absolútamente espectacular, la Girolata! Además, muy cerca tienes también el Golfo de Porto, otro espectáculo. Lo más impresionante de esta reserva natural son las pequeñas calas escondidas que esconden sus golfos, las preciosas rutas de senderismo y sus montañas (de piedra roja, en algunos casos). Puedes acceder en barco o por carretera, esta segunda opción es un poco más complicada. Si vas en barco, muy recomendable pasar la noche en la Girolata.
Pueblos en Piana
Les Calanques de Piana
(2)
Menuda maravilla recorrer esta magnífica carretera con el coche, la D81 de "Piana" a "Marine di Porto", en dirección norte. La carretera es estrecha, llena de curvas y con unos acantilados de vértigo, además las vallas de seguridad brillan por su ausencia, todavía siguen en pie las muretas de piedra construidas a mediados de los años sesenta del siglo pasado, aunque en algunos tramos se nota que es un poco más nueva. Todos estos pormenores NO son obstáculos para los cientos de conductores que diariamente por aquí pasan, se paran a un lado de la carretera y comienzan a pasear a pie sin importales mucho el tráfico. El lugar es tan espectacular que bien vale tomarse un respiro, pillar tu cámara, cerrar bien el coche y salir a bordear estas magníficas panorámicas de las "Calanques de Piana", Patrimonio de la Humanidad desde 1983, por culpa de su extrema belleza.
Pueblos en L'ile Rousse
Ill Rousse
(5)
Ille Rousse vive del turismo que en la época estival viene en masa a la ciudad y a sus magníficos alrededores, plagados de playas paradisíacas y rincones hermosos. En realidad lo único que NO es muy bonito, es la propia ciudad, una típica localidad turística llena de bares, teterías, restaurantes, tiendas, etc. Aunque si he de decir la verdad es un tipo de turismo con un poder adquisitivo más alto, aquí todo vale un poco más que en el resto de la isla. El ambiente durante todo el día es muy animado (en algunos momentos demasiado), la ciudad se colapsa con la entrada y salida de los ferries que van y vienen a Francia. Mucha gente de un lado para otro, comprando, mirando o tomando algo en una de sus muchas cafeterías.
Pueblos en Brando
Erbalunga
(1)
Erbalunga es uno de los pueblitos y villas medievales que componen la Comuna de Brando (Haute-Corse). Brando tiene varios pueblitos encantadores en el interior y otros cuantos al lado del mar. Cualquiera de ellos es interesante de visitar. Erbalunga es una exquisitez de pueblito. Manteniendo su típica estampa vieja, antigua y de estilo medieval, no parece un pueblo anclado en el pasado. Sus "postal", sus calles, sus plazas y sus comercios, bares y restaurantes, dejan ver con claridad como este pueblito se ha adaptado a los nuevos tiempos, sin dejar atrás en ningún momento su verdadera personalidad. En estas fotos podéis ver vistas desde la entrada sur del pueblo y desde otros dos lugares del interior; las entradas a Mausoleo y Castello. Desde la entrada de estos pueblitos, echábamos la vista atrás y veíamos estas preciosas panorámicas del pueblo de Erbalunga...
Acantilados en Bonifacio
Acantilados de Bonifacio
(5)
En mi opinión, Bonifacio es el lugar más maravilloso de toda la isla de Córcega y si hay que destacar algo en concreto de este lugar esos son sin duda los acantilados que posee. La ciudad de Bonifacio se encuentra situada en lo alto de una montaña y tiene numerosos lugares desde los que se pueden contemplar unas vistas increíbles, pero el mejor sitio para poder descubrir todos los acantilados que hay en esta ciudad es el faro de Pertusato. Se encuentra situado al este de la ciudad y para llegar hasta él tan sólo hay que seguir las indicaciones que aparecen en varios puntos de la ciudad. Aquí se ha construido un precioso paseo que están repleto de vegetación y de flores de todo tipo que aportan a la zona un colorido mágico. Además, también hay una zona en el faro de Pertusato que está repleta de maquia. La maquia es una vegetación típica de la isla que está formada por pequeños arbustos de un color amarillo precioso. Si se sigue este camino durante unos 30 minutos se llega hasta el faro, el punto que ofrece las mejores vistas de todo Bonifacio. Los acantilados de Bonifacio son realmente increíbles, en algunos lugares, se pueden contemplar trozos de roca que se encuentran suspendidos en el aire y encima están soportando el peso de edificios antiguos. La imagen es colosal, te hace preguntarte todo el tiempo cómo es capaz de aguantar la roca en el aire, parece que se va a desplomar en cualquier momento. Además, bajo estos acantilados suele haber playas de arena fina que le dan un toque más especial si cabe al paisaje. Yo no sé si se podía bajar hasta estas playas, intenté buscar el camino pero no lo encontré, pero debe ser una auténtica maravilla estar bañándote con el telón de fondo de los acantilados. La belleza de estos acantilados se puede contemplar en muchas de las postales típicas de la isla. Por cierto, también se puede hacer una excursión en barco que pasa por estos acantilados, en el puerto de Bonifacio hay varias agencias que lo ofertan.
Ciudades en Calvi
Calvi
(8)
Desde la Ciudadela puedes dar un paseo súper agradable por las callejuelas de la ciudad. Te esperan unas cuantas tiendas de ropa y de recuerdos y algún que otro restaurante con encanto. Calvi es imprescindible si vas a Córcega.
Playas en Porto-Vecchio
Playa Palombaggia
(7)
La playa de Palombaggia es una de las más conocidas y populares de todo Córcega. Sus aguas azul turquesas y su maravillosos entorno natural, una pinada enorme muy bien conservada, es reclamo suficiente para turistas nacionales e internacionales. Los precios en este municipio son bastantes más altos que en el resto del país. El alojamiento y la restauración está considerablemente más caros. Esto no parece ser obstáculo para que el turismo venga en masa.
Iglesias en Calvi
Notre Dame de la Serra
(1)
Situado a pocos kilómetros de Calvi, en la costa noroeste de Córcega, el sitio de Notre Dame de la Serra es impresionante... ¡Qué sensación cuando llegué! Un extraordinario panorama se abrió ante mí... Desde ahí se domina todo el golfo de Calvi. Se puede ver la ciudadela, el puerto de Calvi con las idas y venidas de los ferries... Es posible distinguir los distintos tonos de los colores del mar, dando la impresión de estar observando un cuadro verdaderamente auténtico! A la izquierda se dibuja la montaña, con rocas y arbustos que se reparten el espacio. Una capilla preside el centro del sitio, y, junto a ella, una estatua de la virgen de color blanco puro, da la bienvenida a los visitantes. Ambos datan de 1950. Es un ambiente tranquilo y relajado; me quedé allí por un momento para contemplar la inmensidad del paisaje que se abría ante mí. Un poco más abajo hay un pequeño camino que permite acceder al sitio de Notre Dame de la Serra a pie desde Calvi. Una experiencia única, cuyas imágenes están todavía muy presentes en mi memoria.
Ciudades en Corte
Corte
(5)
Corte fue todo una sorpresa. Sí, su ciudadela es famosa y está catalogada como Patrimonio de la Humanidad, eso aseguraba que la visita iba a merecer la pena. Con lo que no contábamos fue con el resto de la ciudad, un auténtico museo gigante. Sus casas viejas y sus casas reviejas. Sus fuentes centenarias, sus rincones medievales, sus escalinatas, sus cafeterías, sus terrazas o sus callejuelas..., son una delicia para el turista. Aquí nos quedamos durante casi tres días, para poder disfrutar bien la ciudad.