Exprime al máximo tu viaje
Con la app de minube
Descargar
¿A dónde quieres ir?
¿Te gusta Habana?
Compártelo con el mundo
Entrar con Google +

Qué hacer en Habana

534 colaboradores
Lo más reservado en Habana y cerca
Tours y visitas guiadas
Visita guiada por La Habana
(6)
20
Espectáculos
Entrada al Cabaret Tropicana
(2)
62
Excursiones
Excursión al Valle de Viñales
(1)
56

198 sitios turísticos de Habana

Bahías en Habana
El malecón
(74)
El evocador paseo marítimo de La Habana, de 8 kilómetros de largo, es una de las avenidas más auténticas y cubanas por antonomasia. Tradicional punto de reunión predilecto de amantes, filósofos, poetas, trovadores, nómadas, pescadores y melancólicos que miran a Florida, el ambiente del Malecón es especialmente intenso al atardecer, cuandola debil luz amarilla procedente de Vedado se filtra como una tenue antorcha hacia los edificios de Centro Habana, confiriendo a las desvencijadas fachadas un marcado caracter temporal. Diseñado a principios en la primera década de 1900 como paseo marítimo de recreo para las clases medias, el Malecón se expandió rapidamente hacia el este durante la primera década del siglo con una ecléctica arquitectura que combinaba el estilo neoclásico macizo con el caprichoso art noveau. En los años veinte la avenida había alcanzado el límite exterior del floreciente Vedado y, a principios de los 50, se había convertido en una concurrida carretera de seis carriles que transportaban riadas de Buicks y Chevrolets desde el castillo de San Salvador de la punta a los confines de Miramar. Actualmente el Malecón sigue siendo un teatro al aire libre donde toda la ciudad acude para saludarse, salir y debatir. Luchando contra el corrosivo océano, los edificios se enfrentan al abandono, a los daños irreparables o a la demolición, aunque la Oficina del Historiador ha dado a 14 manzanas de la ciudad una categoria especial para frenar su caida.
1 actividad
Barrios en Habana
Habana Vieja
(68)
Me alojé tres días en el hotel Neptuno-Tritón- Un edificio bastante alto en la zona de Miramar. Desde allí podía contemplar la salida del Sol sobre la ciudad. Pude desplazarme usando coco-taxis y coches antiguos (transporte para turistas); sinemabargo me decidí por los transportes públicos. Buses repletos de gente, sudor, empujones.. Ese es el día a día de los cubanos. Bajé en el Vedado: Mercados al aire libre, casas de estilo colonial a punto de caerse, coches de museo.. Y una mezcla de razas negras y blancas. Vi el famoso cine Yaris, la heladeria Coppelia. Por cierto, existe una cadena de Coppelias por toda Cuba. Los cubanos son muy aficionados a tomarse un helado sentados en una mesa un rato, sin importarle de hacer cola previa. El tiempo aquí cuenta poco¡ La Habana debió de ser en otros tiempos una de las ciudades más hermosas de América. Tiene un paseo marítimo largísimo. Los habaneros acuden al final de la tarde a contemplar la puesta de Sol. Sinembargo, el régimen ha hecho de esta ciudad un espejo de hipocresia: Por un lado la Cuba de los turistas y por el otro , la Cuba más tenebrosa.. La de ventanas sin cristales, la de las farmacias sin medicinas, gente amontonada en edificios a punto de caerse... Bueno, la culpa de todo es del bloqueo, dicen¡ Esta doble realidad no pasa desapercibida a los turistas con un mínimo de ojo. A pesar de todo, me enamoré de sus gentes, de su amabilidad y de su sonrisa desengañada y a la vez orgullosa. De su manera de buscarse la vida por unos CUCS y de ofrecerte el cielo a cambio. Cuba es muy cuba, me dijo un cooperante en el avión.. Tenia razón¡. Cuba es casi un espejismo. . La mayoría de los turistas nunca llegaremos a digerir este viaje al regresar. Siempre nos quedaran piezas en la cabeza sin resolver: Como pueden llegar a ser tan alegres con tantas carencias?. Porqué siempre temerosos los cubanos de la polcia, cuando se relacionan con turistas?.. Porqué nunca pueden salir de esa isla, conocer otros rincones?.. Donde están los cibercafés para todos?... Cuba me atrapó de manera especial y creo que lo trasmito. Espero que os gusten mis fotos¡
1 actividad
Monumentos Históricos en Habana
Plaza de la Revolución
(40)
Durante mi estancia en Cuba, siempre me extrañó que todas las grandes ciudades tuvieran una plaza de la Revolución, pero que la tuvieran en las afueras, en la parte nueva. Hasta que caí en que la escenografía del régimen de Castro, como el de tantos otros, necesitaba de amplios espacios donde mostrar su grandeza y escenificar el alma de su ideario. Necesita también un espacio para atraer y acoger a las masas, cobijarlas y alimentarlas en su sed de ideología, ya sea por voluntad propia o por obligación nacional, ya se sabe, aquello de "Patria o Muerte" que decía el Ché. En los edificios estatales que rodean el espacio inmenso de la plaza se reflejan dos de los iconos revolucionarios que han pasado a formar parte incluso de los artículos de recuerdos para turistas. El Ché Guevara y Camilo Cienfuegos, con dos frases que veremos hasta la saciedad en nuestro viaje por la isla, parecen vigilar a todo el que entra en la plaza, ¿o acaso parecen temerosos porque Martí, desde su Memorial les vigila a ellos?
1 actividad
Monumentos Históricos en Habana
Capitolio Nacional
(29)
¿Y por qué? Porque es el edificio más y majestuoso de toda La Habana, construido después de que la "Danza de los Millones" donase al gobierno cubano un cofre aparentemente sin fondo de dinero procedente del azúcar; porque es similar al edificio del Capitolio de Washington D.C. en E.U pero algo más alto y mucho más rico en detalle. Las obras fueron iniciadas por el dictador Gerardo Machado en 1926, por supuesto con respaldo americano. Para terminarlo fueron necesarios 5.000 obreros, 3 años, 2 meses y veinte días y 17 millones de $. Antiguamente era la sede del congreso cubano, pero desde 1959 ha albergado la Academia Cubana de las Ciencias y la Biblioteca Nacional de Ciencia y Tecnología. Construido con piedra caliza blanca de Capellanía y granito, la entrada está guardada por seis columnas dóricas en lo alto de una escalinata que sube dese el Prado. Una cúpula de 62 metros rematada por una estatua de de bronce que representa a Mercurio despunta en el horizonte de La Habana. Desgraciadamente no pude ever el interior por estar en obras y por ello tampoco admirar el diamante que es punto de partida y kilómetro cero de todas las carreteras de Cuba. Tampoco el gran Salón de los Pasos Perdidos con la estatua de la República... En fin. Admirarlo sólo desde el exterior también me alimentó...
1 actividad
Plazas en Habana
Plaza de la Catedral
(29)
Tengo que empezar diciendo, que llegar a esta plaza después de unas horas andando y poder sentarte en la terraza que hay, y poder tomarte una cervecita (Bucanero) o comer algo, o simplemente para descansar, es la plaza ideal. No es muy grande y esta rodeada de edificios de estilo Barroco Cubano y datan todos los edificios del siglo XVIII. Los edificios que rodean la plaza son: -La bonita catedral de San Cristobal de La Habana, donde curiosamente reposaron los restos de Cristobal Colon desde 1795 hasta 1898, año en que los restos fueron trasladados a Sevilla. -El centro Wilfredo Lam, que tiene una cafetería y un centro de exposiciones. -El Palacio de los Marqueses de Aguas Claras, un precioso palacio dende se encuentra el Restaurante El Patio, donde tan buenos ratos he pasado comiendo y bebiendo. También tiene un precioso patio Andaluz . Prácticamente todo el día, tiene una banda de música, que toca música Cubana y música un poco mas moderna, gracias a los instrumentos modernos que tienen, y al anochecer, sentarte a tomar una cervecita o un mojito en su terraza, es algo que no debes dejar de hacer. -El Palacio de los Condes de Casa Bayona, hoy en día ocupado por el Museo de Arte Colonial, donde se encuentran muebles, bonitas piezas de porcelana y mucha vajilla colonial. En la plaza también encontramos otra banda de música muy peculiar, son musicos de los de antes, con rudimentarios instrumentos, pero que tocan muy bien. También encontramos una estatua del bailarín y coreografo Español, Antonio Gades, apoyado en una de las columnas del Palacio, donde yo me sentaba a sus pies y me apoyaba en sus piernas para poder contemplar a unos curiosos personajes de diversa índole, buscando la foto del turista y así poder ganarse unos pesos sin trabajar. Y como no, la autentica Santera, que te lee las manos y te predice el futuro, o también te puede quitar un mal de ojo, creo que es a la persona, que mas fotos le saca la gente, de todo Cuba. Va vestida de blanco, con muchos collares y fumando un puro grande. Creo que esa es una de las fotos que mas gusta a los turistas. Y solo me queda por decir, que si os pasáis por La Habana, no dejeis de daros una vuelta por la Plaza de la Catedral, no os defraudara.
Calles en Habana
Callejón de Hamell
(13)
Situado en el barrio de Cayo Hueso, en Centro Habana, es una pequeña calle de apenas 200 metros que, sin embargo, tiene una intensa actividad, tanto de cubanos como de turistas. El atractivo de este callejón radica en los coloridos murales que adornan todas sus paredes, obra del artista cubano Salvador González, y que representan como ninguno el sincretismo religioso y cultural de la isla. Los dibujos reproducen a distintos dioses y orishas, símbolos espirituales y animales, con poemas o leyendas escritas en ellos, sobre la vida, el amor, la dignidad, etc. Lo que empezó siendo una simple manifestación callejera de arte y cultura afrocubana se ha convertido hoy en un referente y una especie de santuario para todo aquel cubano que siente que sus raíces siguen vivas y no está dispuesto a renegar de ellas. En la calle hay música a todas horas, bien de los aparatos de radio o bien de músicos callejeros. Desde allí se organizan muchas matinés, que son como pequeños conciertos donde se canta, se baila y se bebe generalmente al mediodía o recién entrada la tarde. Única pega del Callejón: El cubano, ingenioso de nacimiento y pobre de estado civil, ve en los turistas que visitan este lugar una manera más de conseguir dinero fácil. Hay que tener los ojos bien abiertos y no dejarse embaucar por las decenas de proposiciones que te harán mientras recorres el lugar. A pesar de eso, merece la pena una visita, para saborear en toda su magnitud el espíritu cubano.
Monumentos Históricos en Habana
Monumento a José Martí
(21)
En la misma plaza de la Revolución de la Habana se encuentra el Memorial José Martí, ubicado en el centro de la ciudad y en uno de sus puntos más altos, quedando como velador del destino de la capital de la isla. Se utiliza en la actualidad para todo tipo de actividades culturales para las cubanas y los cubanos. Dentro del Memorial se encuentra una especie de museo retrospectivo de la vida del poeta y revolucionario, considerado el Héroe Nacional cubano. Además, en el memorial está el mirador más alto de la capital. El Memorial, en verdad, es un enorme edificio en forma de obelisco estilizado, que tiene en la entrada misma una majestuosa escultura de Martí, y dentro del mismo, un ascensor que te sube hasta la punta, al mirador, para poder observar la quietud de la Habana desde las alturas
1 actividad
Plazas en Habana
Plaza Vieja
(18)
Surgió a finales del siglo XVII, con el nombre de Plaza Nueva, con el propósito de servir a la actividad mercantil, pero ya en el siglo XIX, pasó a ser lo que hoy conocemos por Plaza Vieja. Este espacio donde rara vez se puede encontrar una sombra es, sin embargo, mágico en muchos sentidos. Centros culturales como la Fototeca de Cuba, el Planetario, la Cámara oscura, o la Vitrina de Balonia, ofertas gastronómicas como El Escorial, la Factoría de cervezas y maltas, o el Café Bohemia, así como tiendas de marcas internacionales reconocidas como la Benetton o la Paul & Shark, dan a la Plaza Vieja la versatilidad de combinar la historia con el presente de manera sobria y natural. Recientemente restaurada, su principal peculiaridad, frente a otras plazas actualmente muy volcadas al turismo, es que en los pisos superiores de todas estas instalaciones aún habitan las personas cuyas familias se asentaron allí a través de los años, y hasta hay una escuela primaria. A menudo es sitio de exposición de obras escultóricas como Natura, la Palma que nace entre los adoquines frente a la Cámara Oscura, o el impresionante gallo cabalgado por una mujer desnuda y con tacones, regalo a la ciudad del el excelente artista Roberto Fabelo.
Calles en Habana
Paseo del Prado
(12)
El Paseo de Martí es popularmente conocido como Paseo del Prado y es una de las avenidas más emblemáticas, concurridas y transitadas de La Habana. Es un amplia avenida arbolada que discurre a lo largo de aproximadamente un kilómetro entre el Malecón y la Plaza de la Fraternidad. Inicialmente se llamaba Alameda de Extramuros o de Isabel II, ya que cuando se comenzó su construcción (en 1.772) se situaba fuera de las murallas de la ciudad. Terminó de construirse en 1.830, durante el gobierno del Marqués de la Torre (Capitán General de la isla). El paseo está dividido en tres zonas: El Paseo, el Parque Central y la Explanada del Capitolio. A lo largo de su recorrido hay 8 estatuas de leones realizadas en bronce, bancos de piedra con respaldo y base de mármol, farolas de hierro, árboles, así como varias mansiones coloniales y el Hotel Sevilla. Al comienzo del paseo se encuentra el monumento a Juan Clemente Zenea (poeta); también el busto de Manuel de la Cruz (historiador y escritor). Suele haber un mercadillo con puestos ambulantes de venta de cuadros.
2 actividades
Castillos en Habana
Castillo del Morro
(12)
A finales del siglo XVI comenzó a construirse en la Habana el castillo del Morro, pensado para ser una ciudadela (con foso y todo, aunque siempre ha estado seco). Encomendado por un rey español, se relacionan los motivos de su construcción al paso por la capital de la isla del pirata Francis Drake. Os recomiendo que intentéis acceder al Morro con una persona de la Habana, que pueda contar la historia de piratas y reyes españoles al más puro estilo de novela de aventuras, incluido el momento histórico en el que los ingleses, en el siglo XVIII, tomaron el Morro y bombardearon a las tropas españolas. Cada día, cerca del atardecer, se disparan los cañones en la ciudadela, con espectáculo incorporado. La verdad es que yo preferí “conformarme” con el atardecer desde el castillo, desde el que se ve el sol ponerse sobre la vista de la ciudad entera. Eso sí, tened cuidado con dónde os sentáis, porque en el escalonado natural de terrazas o fajas que constituyen el paraje del Morro hay hormigas santanicas, que al morder desprenden ácido cítrico y provocan una molesta (aunque no grave) irritación en la piel de las personas como nosotras y nosotros, turistas.
Museos en Habana
Museo de la Revolución y Memorial Granm
(6)
Este Museo se encuentra ubicado en el antiguo Palacio Presidencial que estuvo ocupado entre los años 1920 y 1960. En él se nos enseña de manera muy didáctica y pedagógica toda la historia de la revolución y la lucha contra la dictadura de Batista. En el jardín contiguo se encuentra el "Memorial Granma", museo que parte del mismo, también se observa desde la calle y es el lugar donde expone vehículos, avionetas y el yate Granma, yate que se utilizó para trasladar de México a Cuba a Fidel Castro, Che-Guevara y demás expedicionarios que desde Sierra Maestra iniciarían la revolución contra Batista. En el interior del Museo se pueden observar toda las actuaciones llevadas a cabo por la revolución así como los infortunios y dificultades originadas durante la misma, es un recreamiento del pasado y del presente, de la lucha y de la necesidad de continar con la misma. En el mismo tanto podemos observar la figura del Che con su compañero Cienfuegos como la radio desde la que se mantenían conectado Fidel. Realmente este Museo a mí me ha parecido altamente didáctico además de ser una clase de historia ejemplar (los museos en Cuba poseen muy buena fama porque son muy rigurosos y respetuosos con la transmisión de información, relatan hechos que normalmente van acompañados de las pruebas que a su vez validan los datos). Otra curiosidad de los Museos en Cuba es el personal que trabaja en los mismos; en cada ala o lugar diferenciado, dependiendo de la arquitectura del lugar, hay un empleado, que es el encargado de velar por el cumplimiento de las normas y de que todo transcurra con normalidad, no te hacen sentir vigilado pero ahí están siempre. La exposición del Museo ya comienza en el exterior puesto que en la entrada del mismo tienen expuesto un tanque, que es el que Fidel Castró utilizó en la Bahía de Cochinos para derribar un barco de querrá norteamericano. De verdad una apuesta muy interesante! Este Museo permanece abierto de Martes a Sábado de 13h-18h y los domingos de 10h-13h.
1 actividad
Calles en Habana
Barrio Chino
(4)
Hoy en día destaca por la casi ausencia de chinos, aunque no siempre fue así. Los primeros chinos llegaron como trabajadores contratados a la isla a finales de la década de 1840 para llenar los huecos dejados por el declive del comercio de esclavos transatlántico. En la década de 1920, el Barrio Chino de La Habana había crecido hasta convertirse en el barrio asiático más grande de América Latina con sus propias lavanderías, farmacias y tiendas de comestibles. El declive empezó a principios del la década de 1960 cuando miles de emprendedores chinos emigraron a los Estados Unidos. Reconociendo el potencial turístico de la zona, en la década de 1990 el Gobierno invirtió dinero y recursos en rejuvenecer el marcado carácter histórico del barrio con carteles en la calle bilingües, un gran arco en forma de pagoda en la entrada de la calle Dragones e incentivos para empresarios chinos abrieran restaurantes. Hoy casi toda la acción se concentra en la calle Cuchillo y colindantes. Allí es donde encontramos un pedazo de Asia entre el calor y el color del Caribe.
Museos en Habana
Antiguo Palacio Presidencial - Museo de la Revolución
(6)
En la calle Refugio (entre la Avenida de las Misiones y Zulueta), formando conjunto con el Memorial Granma, se encuentra el Museo de la Revolución. El majestuoso edificio era el antiguo Palacio Presidencial, construido en 1.920 por los arquitectos Rodolfo Maruri y Paul Belau. Tiene cuatro plantas de altura, pero lo más sobresaliente es su enorme cúpula, revestida exteriormente con piezas de cerámica vidriada. El museo está considerado uno de los más importantes de Cuba y está declarado Monumento Nacional; se inauguró en el año 1.988. La exposición consta de 38 salas en las que se exhiben 700 objetos de lo más variopinto relacionados con la revolución cubana, encabezada por Fidel Castro contra el régimen de Batista. Pueden verse documentos, fotografías, videos, una escultura a tamaño natural del Che, banderas, armamento y trajes militares, etc. La sala más curiosa es "el rincón de los cretinos", con caricaturas y textos "irónicos" hacia Batista, Ronald Reagan o George Bush: A Fulgencio Batista: "Gracias cretino por ayudarnos a hacer la revolución"; a Ronald Reagan: "Gracias cretino por ayudarnos fortalecer la revolución"; a George Bush: Gracias cretino por ayudarnos a consolidar la revolución". Además de la exposición museística puede verse una amplia colección de pinturas y esculturas realizadas por algunos de los más importantes artistas cubanos, que forman parte de la decoración del palacio. Horario: Todos los días de 10 a 17h Entrada: 4 USD Hay visitas guiadas.
Catedrales en Habana
Catedral de La Habana - Catedral de la Virgen María de la Concepción Inmaculada de La Habana
(8)
Dominada por dos torres desiguales y con una fachada barroca diseñada por Borromini, fue descrita por Alejo Carpentier como " música grabada en piedra". Los jesuitas iniciaron la construcción en 1748 y las obra continuaron después de la expulsión de la orden en 1767. Cuando se terminó el edificio en 1787 se creó la diócesis de La Habana y la iglesia pasó a ser catedral y una de las más antiguas de América. Los restos de Colón yacieron enterrados en ella hasta 1898, cuando fueron trasladados a Sevilla. La mejor hora para visitarla es entre las misas, y escabullirse de entre los grupos de turistas, ya que aunque sea catedral no es impresionantemente grande, más bien como una iglesia chiquita, coquetuela pero como con ganas de crecer aunque se sepa aprisionada por los palacios que la rodean y por su historia.
Teatros en Habana
Gran Teatro de La Habana
(10)
El Gran Teatro de La Habana se encuentra en un majestuoso edificio junto al Capitolio y es uno de los teatros de ópera más grandes del mundo. Fue fundado en el año 1.838 como el Teatro Tacón, posteriormente se reedificó y se le cambió el nombre. Cuenta con varias salas para representaciones teatrales, conciertos, y conferencias así como galería de arte y varios salones de ensayo. Por él han pasado numerosas compañías de renombre internacional, así como sede del Ballet Nacional de Cuba. En él se realiza el Festival Internacional de Ballet de La Habana. Su fachada llama la atención, fue diseñada por el arquitecto belga Paul Belau. Destacan cuatro esculturas, realizadas por el italiano Giuseppe Moretti, que representan la Caridad, la Educación, la Música y el Teatro.
1 actividad
De interés cultural en Habana
Universidad de La Habana
(9)
Es bueno comentarlo para prevenir los futuros visitantes. Mi amiga y yo estábamos entrando a la universidad y se nos acercó un, disque, estudiante. Comenzó a contarnos la historia de la universidad y de repente se unió una muchacha joven también. Nos embaucaron y nos llevaron al bar donde supuestamente asistía Fidel Castro en su juventud. Pidieron tragos y al final nosotras tuvimos que pagar la cuenta y además darle propina.
Tiendas en Habana
Fábrica de Tabacos Partagás
(6)
Detrás del Capitolio se encuentra la famosa fábrica de tabacos Partagás, la más antigua de La Habana fundada en 1.845 por el español Jaime Partagás, en la que trabajan casi 500 trabajadores cubanos. En ella se produce uno de los mejores tabacos de Cuba y del mundo, y puede verse el proceso de fabricación de los famosos puros habanos. Las visitas son guiadas (duran unos 45 minutos), de 10h a 13,30hde lunes a sábado y cuesta 10 USD por persona. Por supuesto después de ver la fábrica pasas a la consabida tienda, donde puedes adquirir los habanos. Hay también una cafetería.
Cabaret en Habana
Tropicana
(5)
El Cabaret Tropicana y su ballet son reconocidos internacionalmente y son una de las principales atracciones de la capital. También hay una Tropicana de Santiago de Cuba donde los espectáculos se celebran al aire libre en el Salón "Bajo las Estrellas", el cual tiene una capacidad para unas 1.000 personas. Es recomendable reservar con antelación un espacio en el salón ya que las plazas se agotan muy fácilmente. El precio de la entrada es de 60 USD, por una mesa para cuatro, una botella de ron, bocadillos y bebidas.
1 actividad

Cosas para hacer en Habana

¿Vas a visitar la capital de Cuba? Seguro que ya tienes muchos lugares apuntados que tu lista de cosas que visitar en Habana. La ciudad es llamativa en sí misma, sólo su nombre evoca su personalidad, que es una de la razones para visitarla, pero además muchos de los lugares que ver en Habana son verdaderos símbolos de la ciudad.

La ciudad vieja, La Habana Vieja, el centro de la ciudad, es el mejor sitio que visitar en Habana donde se respira esta esencia de la ciudad, donde todavía se conserva esa mezcla de lo colonial y lo propiamente cubano.

El Malecón y la Plaza de la Revolución son dos de esos sitios que ver en Habana que se han convertido en banderas de la ciudad, en símbolos en los que todo el mundo reconoce la ciudad.
De belleza indiscutible uno, y de gran significado histórico el segundo, no puede faltar una visita a ellos, pero no es todo lo que hay en Habana.

La capital es un importante centro cultural, muestra de ello son el Museo de Bellas Arte, el Museo Nacional o las muchas galerías que ver en Habana.

Otra de las cosas que hacer en Habana
es pasear por sus calles, sus rincones, los pequeños locales escondidos en los que se vive la verdadera esencia de la ciudad, pero eso son cosas que ver en Habana que sólo puedes descubrir por ti mismo perdiéndote en la ciudad y dejándote llevar por su ritmo y son.

No lo pienses más y atrévete a descubrir Habana. En minube puedes encontrar muchos más rincones recomendados por otros viajeros, como la Floridita, Tropicana, La Bodeguita del Medio, el Barrio Chino… Y prepárate para disfrutar de la ciudad.