Exprime al máximo tu viaje
Con la app de minube
Descargar
¿A dónde quieres ir?
¿Te gusta Charleroi?
Compártelo con el mundo
Entrar con Google +

Qué hacer en Charleroi

52 colaboradores

20 sitios turísticos de Charleroi

De interés cultural en Charleroi
Maison Doree
(1)
Para los amantes del Art Deco, hay tres edificios excepcionales que son monumentos clasificados: la Maison Doreé, la Maison Lafleur y la Maison des Médecins. La casa Dorada fue construida en 1899 por el arquitecto Frére por cuenta de un rico industrial, cuenta con una fachada cubierta de ricos esgrafiados. Hoy en día alberga la casa de la prensa.
Zonas de Compras en Charleroi
Calle Montagne
(6)
Es una calle comercial. Una calle empinadísima extrañamente decorada por bragas de elefanta y calzoncillos de King Kong que llevan un mensaje de ánimo para adelgazar y promover las tallas más pequeñas. Las fachadas de las casas están decoradas con algo que parecen ser mosaicos pero no es más que la pintura que se cae a trozos como si estuviera hecha a base de post-it (post-its, postites). Sigo ascendiendo la montaña y esquivo a un aburrido coche de policía que por el simple hecho de poder atravesar la zona peatonal, lo hace. En la cima me encuentro clavándose en mis ojos los de un chico con una carpeta y un bolígrafo. Ya está. Me va a convencer de que me haga socia de… Pero por una vez (a diferencia que acostumbre en tales situaciones) no desvío mi mirada ni me muevo disimuladamente hacia un lateral sino que me voy directa a él. Tengo todo el tiempo del mundo. Resultó ser un estudio de mercado de chocolates de la marca Côte d´Or. Acabé probando recetas rompedoras de esas en cuyo envase ya se describe como: Trocitos de cacahuete cristalizado con besos de fruta de la pasión. Después de media hora de preguntas, me regalaron una tableta de Mousse Intense Noir. Y yo me lo tomé como mi recompensa por llegar al pico de la rue Montagne.
Iglesias en Charleroi
Eglise Saint-Cristophe
(6)
La Iglesia de Saint Cristophe, de principios de siglo XIX se conserva blanca y muy pulcra a pesar de la humedad tan característica de la región, humedad que sin embargo le da el tono verdoso a su cúpula. Está situada en la plaza de Carlos II y es uno de los lugares con más encanto de Charleroi. Especialmente en esta época de otoño, acercándose las navidades. Los árboles tienen unos colores espectaculares. Rojos, ocres y amarillos se intensifican con las mini bombillas que cuelgan de las farolas disimuladamente. En la plaza ya se han instalado los puestos donde se venderán futuros regalos (futuras sonrisas... o muecas de “lo siento, pero es imposible disimular que me parece horrible”).
Zonas de Compras en Charleroi
Passage de la Bourse
(1)
El elegante Passage de la Bourse es obra del arquitecto Legraive quien la construyó a partir del antiguo convento de los capuchinos. Es un placer caminar por el interior cuando llueve y hace frío ya que en esta galería uno está salvaguardado y no deja de recibir la misma luz de la calle que atraviesa la cubierta de vidrio. Hay varias cafeterías, dos librerías (entre ellas la de Fafouille a la que he dedicado un rinconcillo), un enorme centro cultural y la redacción de una de las publicaciones más leídas en Bélgica. El diario deportivo La Dernière Heure.
De interés cultural en Charleroi
Pont Roi Baudouin
(3)
El puente de Baudouin que permite cruzar de la estación del Sur de Charleroi a la ciudad, está flanqueado por una escultura a cada lado: el Metalúrgico y el Minero, del artista Constantin Meunier. Tales profesiones están muy arraigadas a esta zona de Bélgica, ya que tras la revolución industrial todos los productos de sus industrias (química, eléctrica, metalúrgica, farmacéutica, textil y alimentaria) llegaban a Bruselas a través del canal de Charleroi, su principal medio de comunicación.
Plazas en Charleroi
Place du Manège
(3)
Grillade Doner gold fish. Pitta Centre. Café Theatre. Brasserie. Duvel. Jupiler Grill Royal Snack. Esas palabras en tamaño monumental hechas de neón que rodean un parking de coches convierten a la plaza Manege en una de las más horteras que he visto en mucho tiempo. Una pena que en ese mismo lugar se encuentre el museo de Bellas Artes porque el dolor que se siente en los ojos hace que no puedas ver nada hasta después de una intensa y prolongada desintoxicación lumínica. Merece la pena ir a ver esta plaza aunque no probé niguna pita ni ningún snack royal (¿La realeza come comida basura? Menuda paradoja…) Ni tampoco bebí ninguna cerveza Jupiler ya que según el anuncio solo le salía barata a los hombres.
Estatuas en Charleroi
Estatua de Jules Destree
(1)
El acebo siempre me enternece porque en España está el peligro de extinción y está protegidísimo. Cada vez que lo veo me entra un fuerte sentimiento maternalista de cuidarlo como a nada he cuidado. Con esos pensamientos en mi cabeza y sentimientos en mi cuerpo, estaba yo utilizando la función “flor” en mi cámara de fotos cuando he visto que detrás de las bolitas rojas y hojas puntiagudas, ovaladas, verdes y amarillas había un hombre silencioso y expresivo a la vez. Un hombre cuyo nombre estaba a sus pies. Jules Destree lo describe en el panfleto de turismo de un modo que hace que te quedes igual: “hombre múltiple y resueltamente moderno cuyas acciones se sitúan a finales del siglo XIX y principios del siglo XX”. En realidad fue un abogado y político social que denunció la falta de espíritu patriótico entre los belgas en su obra "Il n’ y a pas de Belges". Un hombre al que, sin duda, le gustaba el vodka y cuando acababa sus botellas se quedaba con la boquilla de la botella como souvenir.
Ayuntamientos en Charleroi
Ayuntamiento
El ayuntamiento de Charleroi se sitúa, como no podía ser de otro modo, en la plaza del Roi Charles. En 1887 pasó de ser el Palacio de Justicia a Ayuntamiento tras una obra monumental realizada por los arquitectos Joseph André y Jules Cézar, donde se mezclan clasicismo y art déco. En los laterales hay dos alegorías de Marcel Rrau: la familia y la administración municipal. Los bajorrelieves de los balcones, obra de Óscar de Clerck, representan los diferentes asuntos que competen al ayuntamiento: finanzas, contabilidad, instrucción pública, policía, matrimonios, nacimientos y defunciones. El interior está decorado con mármoles y cobres, revestimientos de madera y lujosas tapicerías. El edificio no solo es la sede del ayuntamiento sino también del Museo de las Bellas Artes al que se accede por otra entrada en la plaza Manege. Sobre esa puerta se encuentra una torre con 47 campanas que tintinean cada hora. El rebato ha sido declarado de interés artístico en el patrimonio mundial de la UNESCO.
Ciudades en Charleroi
Charleroi
(1)
En 1666, los Países Bajos españoles, ante las pretensiones expansionistas de Luis XVI, decidieron dotar al pueblecito de Charnoy de una fortaleza. Éste adoptó el nombre de Charleroi en honor al rey español Carlos II. Al año siguiente, Francia se apoderó de la ciudad, diseñando la actual ciudad, con la parte alta y la baja y su plano exagonal con el trazado concéntrico de las calles. Esta ciudad es la cuna del cómic belga y en ella es posible encontrar a Spirou, Marsupilami o Lucky Luke paseando por el centro o en el metro. Posee de especial interés la plaza de Charles II, el pasaje de la bolsa, o diversos edificios de arquitectura modernista.
Museos en Charleroi
Museo de Bellas Artes
(2)
Ubicado tras la majestuosa torre del reloj de la plaza de Charles II, las colecciones del museo de bellas artes se basan en las obras de artistas belgas desde el siglo XVI hasta la actualidad. Se pueden contemplar excelentes paisajes industriales de Pierre Paulus y la Anunciación de Paul Delvaux. Posee una sala entera dedicada a Rene Magritte, que muestra el inicio de su carrera y su periodo surrealista.
Monumentos Históricos en Charleroi
Place Charles II
(1)
En esta plaza, cuna de la fortaleza de Charleroy, se encuentran la basílica de San Cristobal (1801) y el ayuntamiento (1936), obra monumental de los arquitectos Joseph André y Jules César, donde se mezclan clasicismo y art decó. A su lado la atalaya consiste en una torre de 70 metros con un carrillón con 47 campanas, declarado patrimonio de la humanidad por la UNESCO. El ayuntamiento está decorado de modo suntuosos en estilo art decó, con mármoles, cobre, rica carpintería, esculturas y tapices.
Aeropuertos en Charleroi
Shuttle Bus Charleroi/Bruxelles
(4)
Muchos pasajeros llegan a Bruselas a través del aeropuerto de bajo coste Charleroi. Desde Charleroi, un bellísimo aeropuerto muy bien equipado, se puede llegar a la ciudad belga de Bruselas en menos de una hora a bordo de los comodísimos autobuses / shuttles que pasan cada 30 minutos por la zona de llegadas. Usted tiene tres opciones para coger el billete: comprarlo directamente por Internet, en las máquinas expendedoras o en la oficina, el coste del billete de ida es de €13.00 y de ida / vuelta sólo € 22.00 desde el aeropuerto Charleroi hasta la Gare du midi. Otras conexiones están garantizados para otros destinos como por ejemplo Luxemburgo.
Tiendas en Charleroi
Librairie Fafouille
El librero de la librería de libros de segunda mano llamada Fafouille (“Especializada en comics; compra-venta”) tiene el pelo blanco y lleva gafas pequeñas para ver de cerca. Viste pantalones de pana marrones y tirantes de cuero muy gastado. Una chaqueta con un bolsillo con mancha de tinta negra de boli o de la pluma con la que ahora escribe. Quizás está plagiando un poema sin darse cuenta (eso le pasa a los que leen mucho). Quizás esté enredándose con un sudoku o rompiéndose la cabeza para ver cómo clasificar un ejemplar de “Un cachorro en apuros III”. ¿Infantil? ¿Naturaleza? ¿Colecciones? ¿Humor? ¿¿Drama?? Ahí le dejo con su problema y me pierdo entre estanterías donde huele a antiguo y a viejo. Curioseo hasta encontrarme con una bici de esas que tienen una rueda abusona que multiplica por muchos multis a la trasera. Me alumbra con su foco fundido y me quedo totalmente embobada.
Monumentos Históricos en Charleroi
Les Maisons Art Nouveau
Cabe señalar que hay muchas casas art nouveau a lo largo de la ciudad y que encontrará muchas en sus paseos. Sé que va a ver algunas de las más notables en la calle Marcinelle, en la calle Emile Tumelaire o en la calle de la Montagne. Le sugiero que se haga con un mapa en la oficina de turismo de la ciudad, donde están enumeradas las casas de manera que es posible organizar su viaje por la ciudad dependiendo de la ubicación de las mismas. El art nouveau está bien representado en Charleroi: hay que decir que este movimiento nació en Bélgica y tiene su origen aquí. Las fachadas de las casas son preciosas, especialmente las "sgraffitte" que no nos cansamos de admirar.
Tiendas en Charleroi
Librairie Molière
(2)
Últimamente me he vuelto muy preguntona de eso que te dicen con tono jocoso, “qué preguntona estás!”. Pues sí. Y eso se debe a que las respuestas a veces son muy interesantes. Una vez más he tenido un guía estupendo. Un librero al que le gusta contar muchas cosas que sabe y que pocas personas quieren conocer. He visto un edificio precioso. He visto también que era una librería o papelería. Me ha extrañado que en sus orígenes fuese una tienda así que he entrado a preguntar. Un joven empleado me ha llevado hasta otro chico: "Él te lo va a contar mejor". Y me empieza a narrar: “En el palacete, que data de principios de siglo XX, estaba el ayuntamiento de Charleroi. Desde mediados de los 60 hasta los años 80 fue el enclave de oficinas de correos. Fue entonces cuando se taparon los decorados, se pintaron las paredes de tonos grises quedando todo muy austero y se metieron en cajas los bustos que ahora adornan la libería. Una vez se trasladaron las oficinas a otro lugar, el edificio fue abandonado. Se reformó a finales de los 80 para convertirlo en esta maravillosa librería”. “Acompáñame por aquí”, me dice. Y subimos por un ascensor a la tercera planta. Entramos en una sala oscura y vacía y yo me imagino típico momento romántico de: Cierra los ojos y ábrelos cuando te lo diga. Entonces y los abro y me encuentro con un teatro. Una habitación abuhardillada con una tarima. Es una sala multiusos. Presentación de libros, reuniones, cursos, seminarios, mesas redondas, pequeñas representaciones teatrales… Todavía no sé muchos adjetivos en francés para expresar bien todo lo que me gusta ese lugar que me recuerda a algún teatro de Shakespeare. Así que le digo dos y muchas gracias. Se apagan las luces. Se acaba la función y yo sigo mi ruta turística por Charleroi.
Sitios insólitos en Charleroi
Terril
(1)
El Terril de Piges se encuentra cerca del centro de la ciudad de Charleroi. Está tan cerca que casi se podría decir que está en el centro de la ciudad. Los promontorios son grandes colinas, ¡pero no son colinas naturales! Se han hecho poco a poco con los residuos mineros. En pocas palabras: hacía falta excavar la tierra para acceder al carbón, un recurso esencial para la actividad económica de la región en el siglo XIX. Toda la tierra removida se fue acumulando hasta crear grandes montículos ... Hoy en día, la vegetación se ha hecho cargo de estos promontorios que se han convertido en un lugar de paseo y de espacios verdes para los habitantes de la ciudad. Incluso se puede llegar a la cima del promontorio (tenga en cuenta que el "camino" de acceso no es fácil) y disfrutar de una magnífica vista de Charleroi desde allí
Salas de Conciertos en Charleroi
Le Rockerill
Esta sala de conciertos fuera de lo corriente se encuentra en la ciudad de Marchienne-au-Pont, a unos kilómetros de Charleroi (a 10 minutos del centro en coche). El Rockerill debe su originalidad al hecho de que está situado en una antigua fábrica. Charleroi es una importante ciudad industrial en Bélgica, en donde muchas fábricas han cerrado debido a las sucesivas crisis económicas y muchos edificios están ahora abandonados. Un colectivo de artistas decidió volver a dar vida a esta antigua fábrica, resto industrial que desde hace algunos años acoge espectáculos, exposiciones, festivales y conciertos. El ambiente de este lugar es muy especial y su carácter industrial sigue estando muy marcado. El edificio no ha sido "metamorfoseado" y conserva su aspecto auténtico. Los amantes del arte, la música y el patrimonio arquitectónico industrial podrán disfrutar aquí. Los juerguistas no se quedaran atrás: Rockerill está alejado de edificios de viviendas, en el corazón industrial, y no está sujeto a los horarios de cierre que conocemos en Francia ;)
Museos en Charleroi
Musée de la Photographie
El Museo de Fotografía de Charleroi fue inaugurado en 1987. Se ubica en un antiguo convento carmelita. El espacio ha sido recientemente ampliado y su colección está planteada en dos partes. En Carmel, el monumento histórico, podrá descubrir exposiciones temporales y un contenido con evolución cronológica. Este museo destaca por contar la historia de la fotografía a través de equipos viejos, viejas fotografías, daguerrotipos, etc. El museo está muy bien planteado y lo cierto es que aprendimos mucho sobre el surgimiento de la técnica de la fotografía, que se convirtió gradualmente en un arte. La parte más moderna del museo fue diseñada con el objetivo de exponer las fotografías más artísticas, las habitaciones son mucho más grandes y más brillantes. Ésta es una oportunidad para descubrir artistas modernos y apreciar que la fotografía está en constante evolución técnica. Se trata de un fascinante museo, donde se puede pasar horas si te gusta la fotografía. Hay expuestas algunas imágenes de muy grandes fotógrafos.