MINUBE
Seguir en la app
Abrir
¿A dónde quieres ir?
¿Te gusta Lyon?
Compártelo con el mundo
Entrar con Google +

Ruinas en Lyon

2 ruinas en Lyon

Ruinas en Lyon
Primera iglesia de Lyon
(1)
En el lugar de lo que es hoy en día un jardín, existian las dos iglesias, cuya origen es del tiempo de los primeros cristianos de la ciudad. La iglesia de Lyon, fundada en el año 150 después de Cristo, es la más antigua del occidente después de la de Roma. Es más que todo famosa porque se encontraron obras escritas hablando de los 48 martirios de Lyon. Fue una matanza de grupo de todos los primeros cristianos, los dieron de comer a los leones, entre los martirios estaba Santa Blandine, una santa famosa de la ciudad. En el siglo IV, la ciudad romana está en proceso de abandono. El nuevo centro político y religioso se instala al pie de la colina de Fourviere, al lado del río Saone. El grupo episcopal que ves, son las ruinas de un conjunto completo que incluía la residencia del obispo, la catedral de Sant Juan, así como dos otras iglesias, más pequeñas, San Etienne y Santa Cruz. La catedral es la única que sobrevivió al tiempo, pero los vestigios de las demás se encontraron en los años 70 después de unas excavaciones y se han conservado en el jardín. Puedes ver el lugar donde bautizaban a los primeros cristianos de la ciudad.
Ruinas en Lyon
Antigua basílica Saint Just
Saint Just es hoy día el nombre del barrio al que llegarán con el "funiculaire". Comercios, placitas, calles, una zona popular y acogedora. Debe su nombre a la basílica Saint Just, construída en el siglo V, y de la que no quedan hoy más que ruinas y vestigios. Es impresionante remontarse hasta la época de fundación de Lyon, Lugdunum en aquella época, y entender cómo ha evolucionado desde ciudad romana hasta ciudad cristiana, todo eso paseando por la colina de Fourvière, entre el teatro de Minimes, las ruinas de Saint Just o los anfiteatros de Fourvière. Si se acercan a Saint Just, verán que lo que queda de la antigua basílica es hoy poco, pero el lugar está arreglado, con bancos de colores que lo convierten en una especie de lugar "trendy" o "fashion", nada desagradable para apreciar el panorama que ofrece sobre la ciudad. Una enorme pintura se extiende en el muro de una casa cercana, para dar una idea de lo que fue la basílica, hoy sustituida por la Iglesia Saint Just (siglo XVI), situada rue des Farges. Un paseo por el tiempo!